12 de julio, día de rencores (Belfast, 2007)

Fotografías: Marcin Wilkowski

Belfast, 10 de julio. Acudan al supermercado, llenen las despensas. 11 de julio, váyanse lejos, muy lejos, o no salgan de casa. 11 de julio noche. Silencio. Fuego. Banderas de Irlanda arden por doquier. Católicos, desapareced por unos días. 12 de julio, desfiles de victoria protestantes de los miembros de la Orden de Orange recorren la ciudad. 13 de julio, la vida regresa a las calles.

Hogueras en el barrio protestante de Shankill Road / Marcin Wilkowski
Hogueras en el barrio protestante de Shankill Road / Marcin Wilkowski

Así se podría describir, a grandes rasgos, lo que acontece por estas fechas en varias localidades de Irlanda del Norte, incluyendo su capital, Belfast, durante los festejos protestantes que conmemoran la victoria de Guillermo de Orange contra el rey católico Jacques II en la batalla de Boyne (Irlanda) en 1690. Pero los tiempos cambian, y las altas connotaciones de violencia que siempre acompañaron estas celebraciones parecen haber remitido porque, aunque el odio que ha dominado durante siglos a los miembros de las comunidades católica y protestante tardará en desaparecer, la gente ha optado por tragar saliva, aguantar, y disfrutar de una prosperidad que avanza a pasos agigantados en una región marcada hasta no hace mucho por altos niveles de pobreza y desempleo. El proceso de paz en el que se halla inmersa Irlanda del Norte parece que está proporcionando a su población una vida alejada de los Troubles, el estado de Guerra Civil con el que se conoce el conflicto norirlandés.

Banderas de Irlanda coronaban torres de palés en llamas / Marcin  Wilkowski
Banderas de Irlanda coronaban torres de palés en llamas / Marcin Wilkowski

Durante las últimas semanas, los temas favoritos de conversación en Belfast han sido el tiempo, que ha provocado una depresión generalizada debido a las abundantes lluvias en un verano inexistente; y el 12 de julio y todo lo que este día conlleva: por un lado, vacaciones, puesto que la mayoría de establecimientos y oficinas cierran; y por otro un gran número de advertencias sobre qué lugares evitar y qué no hacer: “Traten de pasar la mayor parte del tiempo en casa, nunca anden solos por la calle y ni se les ocurra atravesar barrios protestantes durante la noche”. En la memoria de los que hablan todavía perduran las confrontaciones con la policía, los cócteles molotov, coches ardiendo, los heridos, muertos. Para los foráneos que acaban de llegar a la ciudad, aunque sin recuerdos directos, resultan suficientes las imágenes sobre el conflicto que durante años han aparecido en sus respectivos telediarios nacionales, para tomar en serio las recomendaciones.

La lluvia incensante no pudo con las llamas / Marcin Wilkowski
La lluvia incensante no pudo con las llamas / Marcin Wilkowski

En la noche del 11 de julio, como si de la fiesta de San Juan se tratase, las hogueras iluminan parte de la geografía de la ciudad, sus barrios protestantes. En la oscuridad, donde el calor de las llamas no alcanza, los católicos esperan impacientes el fin de las celebraciones. Y es que resulta duro permanecer indiferente a unos actos en los que se queman banderas irlandesas, país con el que los católicos de Irlanda del Norte sueñan reunificarse, y donde los vítores de burla, odio y desprecio hacia esta comunidad se repiten incesantes. En Shankill Road, el barrio protestante más emblemático de Belfast, la celebración guarda un tinte especial debido a la larga historia de altercados que lleva manteniendo durante décadas con su vecina Falls Road, el barrio católico por excelencia, que avanza paralelo a ésta. Entre ellos, ‘el muro de la paz’, construcción muy similar a la que separa los territorios palestinos de Israel, cuyo objetivo según algunos es mantener la calma entre las dos comunidades, mientras que para otros se trata más bien de un foco segregacionista. Y allí, en un descampado en Shankill Road rodeado de murales reivindicativos, montañas de palés con banderas irlandesas coronándolos ardieron sin pausa durante horas. “¿No te parece bonito?”, comentaba un religioso protestante. “Sin embargo -añadía-, no sé por qué tenemos que colocar las banderas. ¡Cómo me gustaría que esta fiesta no estuviera tan cargada de odio y pasase a convertirse en algo más parecido a un carnaval!”.

¿Cuándo se consumirá el odio? / Marcin Wilkowski
¿Cuándo se consumirá el odio? / Marcin Wilkowski

A la mañana siguiente, miles de miembros de la Orden de Orange desfilaron por varias localidades del Norte de Irlanda. En Belfast, las marchas recorrieron la ciudad desde las 10 de la mañana hasta la 7 de la tarde, efectuando el trayecto de ida y vuelta por varias de las zonas más importantes de la capital norirlandesa. Sin apenas incidentes, un espectador emocionado relataba: “Mire, pero si ahora incluso vienen a ver el desfile extranjeros no protestantes. Gracias a Dios, las cosas están cambiando”.

Murales reivindicativos en Shankill Road / Marcin Wilkowski
Murales reivindicativos en Shankill Road / Marcin Wilkowski
Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Moncho Torres dice:

    No puede ser que en mi querida Irlanda del Norte regrese la violencia:

    Dublín, 27 jul (EFE).- Tres grupos terroristas opuestos al proceso de paz en Irlanda del Norte anunciaron hoy que han unido sus fuerzas para seguir con la lucha armada y recoger el testigo independentista del ya inactivo Ejército Republicano Irlandés (IRA).

    Su iniciativa refleja el descontento que aún mantiene una parte del republicanismo norirlandés hacia la vía abierta por el Sinn Fein, antiguo brazo político del IRA, desde la firma del acuerdo de paz de Viernes Santo en 1998, que le ha permitido buscar sus objetivos históricos desde las instituciones del Gobierno autónomo.

    Pero también pone en evidencia el aislamiento de los disidentes y su incapacidad para articular una política coherente opuesta al partido de Gerry Adams y Martin McGuinness que genere apoyo popular.

    …. más información:

    http://noticias.lainformacion.com/disturbios-conflictos-y-guerra/terrorismo/tres-grupos-disidentes-se-unen-en-irlanda-del-norte-para-crear-un-nuevo-ira_6RQ1yGTv882PEjMHhFKGL1/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s