Campo de refugiados Mugunga II / R.D. Congo, 10 y 12 de marzo

La visita al campo de refugiados de Mugunga II, a unos kilómetros de Goma, ocurrió por sorpresa. Roberto, el periodista que me había ayudado a conseguir el pase de prensa para cubrir la visita de Joseph Kabila a Goma, me había comentado que tenía una buena historia que quería mostrarme: el caso de una mujer congoleña, Beatrice Amidou, que había sido violada por un soldado indio de la MONUC: Hamit King. Un escándalo si resultaba cierto. Entrevisté a la mujer, que vivía en una pequeña chabola de madera con dos habitaciones. De esa supuesta violación había nacido un niño, Gift (que ahora tiene un año y tres meses), visiblemente más claro que sus otros hermanos y enfermo de malaria. No cesó de llorar durante todo el encuentro. El soldado, después de abusar de ella, le había propuesto matrimonio. El idilio duró lo que su estancia en Goma. A su regreso a la India, Beatrice no volvió a tener noticias de él. Sobre la historia, muchas incógnitas: cómo una mujer violada decide casarse con su violador, ninguna prueba de que el indio perteneciese a la MONUC (en las fotos que nos mostró vestía de civil). Según me dijo mi guía Willy, este relato lo había escuchado antes en la radio local. Roberto afirmó que la BBC había emitido la noticia. Tanto Willy como yo coincidimos en que la historia no resultaba creíble.

Fiesta de petición de mano / Moncho Satoló
Fiesta de petición de mano / Moncho Satoló

En frente de la casa de Beatrice, a unos pocos metros de distancia, se hallaba la entrada al campo de refugiados Mugunga II. Al llegar, una mujer acompañada de su hija, de unos 2 ó 3 años de edad, me habló; Willy tradujo: “La niña quiere cogerte de la mano y pregunta la madre si es posible”. La minúscula mano me agarraría de los dedos y no me soltaría durante parte del camino. El campo de refugiados: dos edificaciones prefabricadas de madera con una sola habitación, que sirven de oficinas, y cientos de chozas bajas y con forma cilíndrica, de tres metros de largo por uno de ancho, construidas con ramas y plástico.

Entramos en una de las oficinas, donde nos atendió Jean Luc, un congoleño encargado de administrar el campo, el cual nos dio unas ligeras pinceladas sobre la situación actual del campo: “En el campo de refugiados de Mugunga II se encuentran 14.510 refugiados. En la actualidad no se puede decir que la situación haya mejorado aunque se produjera el cese de combates en muchos lugares, porque todo puede cambiar en cualquier momento y la gente no se atreve a regresar a sus casas”. Como explicaba Jean Luc, los refugiados de Mugunga II proceden en un 70% de Masisi y sus alrededores (una región al oeste de Goma). Y de sus habitantes, el 30% son niños. La inactividad de sus habitantes es general debido a que la gran mayoría son agricultores y en Mugunga II no disponen de tierras.

Zapatero en Mugunga II / Moncho Satoló
Zapatero en Mugunga II / Moncho Satoló

Sin embargo, junto a la oficina, un anciano practicaba su oficio frente a un montón de zapatos. Una actividad revalorizada cuando, en momentos de extrema pobreza, resulta imposible renovar el calzado. Me pidió que le sacase una foto. Unas amplias gafas de sol bailaban sobre su nariz. Muy cerca, en la primera de las chozas, una mujer lavaba platos. Me detuve a hablar con ella, a conocer su historia: Procedía de la región de Masisi, concretamente de Nyabiondo. Tuvo que huir de su localidad debido a los ataques del FDLR (Fuerzas Democráticas para la Liberación de Ruanda). “Los rebeldes comenzaron a asesinar a la gente y tuve que huir”, afirmaba. Lo hizo con su marido y sus 5 hijos. De su familia, su padre, abuelo y tío fueron asesinados. En la choza contigua, una anciana despellejaba troncos.

Anciana desnudando troncos / Moncho Satoló
Anciana desnudando troncos / Moncho Satoló

El campo de refugiados se encontraba desolado. Seguramente, muchos de sus habitantes se habrían acercado a la ciudad para tratar de ganar algún dinero. Un trabajo muy común, por ejemplo, es el de transportar diferentes productos por unos pocos francos. La ganancia depende de la carga, que suele ser agua, harina, leña, y la distancia; pero según me informaron, suele rondar los 200 francos por trayecto, es decir, unos 20 céntimos de dolar. Este trabajo lo suelen realizar mujeres y niños. Caminar por las calles de Goma es divisar cientos de productos colgando de las cabezas de sus porteadores.

Bisore, de rojo, y la niña con su madre / Moncho Satoló
Bisore, de rojo, y la niña con su madre / Moncho Satoló

En mi vagar por Mugunga II, encontré a un grupo de niños que jugaban con tres asistentes sociales. Uno de estos trabajadores me informó de que un gran número de niños eran huérfanos o los habían abandonado. Los padres de más de 3.000 niños habían sido asesinados. Sobre algunos de esos niños, me dijo: “Por ejemplo, ¿ves a ese niño de rojo? Ese niño ha sido descubierto hoy mismo, es huérfano. Su nombre es Bisore. La mujer que lo encontró lo ha acogido”. Prosiguió: “¿Y ves esta niña de negro? Esta niña tiene graves infecciones en los pies. Su padre fue asesinado y vive con su madre. Procede de la región de Masisi, donde fueron atacados por las tropas del CNDP (Congreso Nacional para la Defensa del Pueblo)”. Su madre, una mujer con aspecto de anciana, rostro muy cansado y dentadura podrida, apareció en ese mismo instante, añadiendo: “Tuvimos que huir. Los rebeldes comenzaron a asesinar gente, quemar las casas, violar a las mujeres. La mayoría de mi familia fue asesinada: primos, tíos. En mi pueblo me dedicaba a la agricultura, aquí no puedo hacer nada”.

N'Garambe y su esposa / Moncho Satoló
N’Garambe y su esposa / Moncho Satoló

El anciano N’Garambe, ciego desde hacía cuatro años por una infección, nos recibió frente a su choza, en la que vive con otras 6 personas. No hay niños. Éstos, 15, se encontraban en el hospital en Goma. A su espalda, su mujer, pendiente de él en todo momento. N’Garambe nos narró su vivencia: “El FDLR comenzó a matar gente cuando las tropas ruandesas abandonaron Bugabo (en la región de Masisi). La mayoría de los habitantes de Bugabo fueron asesinados, no les dio tiempo a huir. Nos dedicábamos a la agricultura y sólo volveremos cuando la situación mejore”.

Reparto de alimentos / Moncho Satoló
Reparto de alimentos / Moncho Satoló

El hastío, la apatía y desidia que había encontrado en esa mi primera visita al campo de refugiados de Mugunga II, mutó en actividad y fiesta dos días después, a mi regreso, durante el reparto mensual de alimentos. Esta vez hubo que negociar con los militares para poder acceder al campo. Rossella Bottone, italiana encargada en Goma de administrar el Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas (WFP en sus siglas en inglés), y que me había avisado del reparto, tuvo que hacer unas llamadas para lograr que me admitieran. Cáritas se ocupa del reparto de la comida proporcionada por el WFP, por lo que avisó a Pascal, un congoleño enviado por Cáritas a Mugunga II para dirigir la operación, para que se ocupara de las negociaciones. Superado el obstáculo, Pascal nos explicó el proceso de distribución: “Proporcionamos comida a 14.000 personas. Repartimos harina, habas, aceite, sal. El reparto por persona es el siguiente: 6 kg de harina, 1,8 kg de habas, 0,45 litros de aceite y 75 gramos de sal”. El campo de refugiados está dividido en 80 bloques. En cada bloque, 80 familias. Las distribuciones son mensuales y, durante cuatro días, distribuyen 20 toneladas de comida al día. El reparto se verifica a través de listas y cartillas de racionamiento (una por familia). En las listas aparecen los miembros de cada familia y la cantidad que les corresponde.

American Dream / Moncho Satoló
American Dream / Moncho Satoló

En la zona de distribución, montones de sacos blancos con la bandera de Estados Unidos repletos de harina, habas, sal. Largas esperas bajo un sol de cuchillos. Jóvenes negros convertidos en muzungu por la harina. Niños correteando. Y sonrisas, muchas sonrisas.

Cuando comer es una fiesta / Moncho Satoló
Cuando comer es una fiesta / Moncho Satoló
Anuncios

4 Comentarios Agrega el tuyo

  1. lola dice:

    Hola Moncho, soy Lola (Lantaño)estoy leyendo tu aventura, y alucino por colores, sigue adelante pues esto que haces merece la pena.Cuidate mucho, y enhorabuena,besazos

  2. Hola Moncho, me imagino todas las experiencias que estás teniendo, todas ellas muy enriquecedoras, y como yo las he vivido en primera persona, estoy convencido de que a ratos lo pasarás mal, pero así es la vida por allí y lo importante es conocer esas realidades para luego denunciarlas en este “primer mundo”. Cuídate un montón y nos vemos a la vuelta y me cuentas. Un abrazo, Salva.

  3. Ejército indio investiga supuesto abuso sexual de sus tropas de paz en Congo

    El Ejército indio afirmó que ha recibido “noticias de fuerzas indias de mantenimiento de paz implicadas en explotación sexual, incluido el abuso infantil”.

    EFE
    13/08/2008 – 01:51

    El Ejército indio ha ordenado una investigación sobre las acusaciones de explotación sexual y abusos que pesan sobre algunos de sus cascos azules en misión en la República Democrática del Congo.
    La ONU reveló ayer la existencia de una investigación interna con pruebas a primera vista respecto a la presunta participación de fuerzas de paz indias en casos de abusos y explotación sexual.
    “El Ejército indio ha recibido noticias de fuerzas indias de mantenimiento de paz implicadas en explotación sexual, incluido el abuso infantil”, afirmó el Ejército del país en un comunicado publicado anoche.
    La investigación está dirigida en el país centroafricano por el oficial indio Inderjeet Narayan, siguiendo órdenes del número dos del Estado Mayor indio, el teniente general M. L. Naidu, quien visitó Congo entre los días 27 y 30 de mayo, según el comunicado.
    Los abusos fueron denunciados en los meses de febrero y marzo ante el puesto del equipo de observadores de la ONU de Masisi, en el distrito de Goma, bajo responsabilidad india.
    Sin embargo, una fuente militar citada por PTI aseguró que en Masisi no había tropas indias, sino de otras nacionalidades: “Los batallones indios estaban desplegados por el resto de Goma”, mantuvo la fuente.
    En el comunicado, el Ejército garantizó una “acción disciplinaria estricta” en caso de encontrar culpables, y pidió ayuda a la Oficina de Supervisión Interna de la ONU (OIOS) para conocer los detalles del caso.
    El secretario general de la ONU, Ban KiMoon, ha pedido ya una “acción disciplinaria del máximo nivel permitido por la ley india” para los culpables de los hechos.
    Esta es la segunda vez que el Ejército indio investiga conductas ilegales de sus fuerzas en el Congo: en julio pasado, Defensa ya tuvo que iniciar acciones disciplinarias contra tres de sus militares incluido un coronel, tras descubrir que estaban implicados en un caso de contrabando ilegal de oro.

  4. Ejército indio investiga a 51 militares por abusos sexuales en el Congo

    Martes, 7 de Junio de 2011 (EFE)
    Una comisión oficial de investigación del Ejército indio estudiará las acusaciones que pesan contra 12 oficiales y 39 soldados por abusos sexuales mientras eran cascos azules en el Congo en 2008, informó hoy martes la agencia local “IANS”.

    La instancia, establecida en la localidad de Meerut, en la provincia de Uttar Pradesh, cercana a Nueva Delhi, responde a una petición hecha en 2010 por Naciones Unidas tras el nacimiento de niños con “rasgos indios” en la localidad congoleña de Durla.

    Según un oficial indio no identificado, la investigación de la ONU no llegó a conclusiones claras, por lo cual el Ejército indio ha tomado ahora esta iniciativa.

    http://www.emol.com/noticias/internacional/2011/06/07/485892/ejercito-indio-investiga-a-51-militares-por-abusos-sexuales-en-el-congo.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s